dissabte, 3 de desembre de 2011

Más Metro de París

Otra vez he estado en París, y he vuelto a tomar el metro. Y, claro, no me he resistido a fotografiar alguno de sus elementos característicos, ya en desuso. Estos "portillons"  eran puertas automáticas que se cerraban cuando el convoy entraba en la estación, lo cual impedía el acceso de más pasajeros al andén, imagino que con la intención de evitar aglomeraciones. Con el tiempo, el número de pasajeros aumentó tanto que los portillons empezaron a ser un problema en vez de una solución, y dejaron de utilizarse. Pero aún quedan algunos, como éste.


Se puede ver una de estas puertas en acción en este videoclip, en el que Serge Gainsbourg canta uno de sus primeros éxitos, Le Poinçonneur des Lilas, cuya letra narra las aspiraciones existenciales de un validador de billetes de Metro -- el poinçonneur perforaba los billetes para dejar constancia de que se habían usado. (En una época no tan lejana, muchas tareas repetitivas se confiaban a personas, no a máquinas. Recuerdo que en Barcelona, en los años 70, a la salida de lo que ahora son los Ferrocarrils de la Generalitat y entonces eran los "Ferocarriles de Sarrià" , los pasajeros entregaban el billete usado a un empleado cuya única misión parecía ser recoger esas pequeñas cartulinas.) 

 



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada